Seleccionar página

A – Conocer a fondo la historia, valores, objetivos y metas de la empresa.

B – Transmitir historias detrás de los productos y/o servicios o detrás de la imagen institucional de la marca, que tengan un planteamiento, un nudo y un desenlace.

C – Las temáticas narrativas se deben crear, en función de los gustos y necesidades de los usuarios, combinando la esencia de la empresa por supuesto. De ésta manera el receptor se verá más identificado.

Esta estrategia está relacionada al marketing de contenidos y como tal se le debe otorgar un puesto prioritario en el plan de redes sociales y «Brand Marketing»🧠 

Los objetivos deben ser SOCIABLES

Es decir, debe existir la opción de compartirlo en las distintas redes sociales y que sean propensas a la interacción con los usuarios.

Debe ser continuado en el tiempo y tener claro qué, cómo, cuándo y dónde se irán compartiendo los contenidos.

OJO: los seguidores valoran y otorgan mayor relevancia al contenido orgánico, es decir al que no necesita ser promocionado. Al tratarse de contenidos (comentarios, valorizaciones, etc.) realizados por seguidores/clientes ajenos a la empresa compartidos en sus redes sociales.❗ ❕

Las personas y las marcas persiguen un dinamismo y bidireccionalidad en sus acciones, por tanto, una buena estrategia sería, por ejemplo: cear nuevas líneas narrativas en base a las recomendaciones compartidas por sus usuarios/clientes.

El Storytelling como toda estrategia, debe plasmar objetivos SMART cuantificables, medibles y analizables, en base a unos KPIs (de sus siglas en inglés, indicadores clave de rendimiento) según una franja temporal propuesta para su posterior comparación. Con ello, se percibirán las posibles desviaciones y las acciones a proponer alcanzar los objetivos propuestos.🙇‍♀️

Algunas #CLAVES del 💡 

  • Promover la originalidad en las historias para lograr la atención.
  • Ser fieles y auténticas a la marca.
  • Conectando a nivel emocional se logran mejores cosas.
  • Antes de armarlo, definir claramente los objetivos a alcanzar.

Ahora, nos debemos detener en el Transmedia Storytelling, actual estrategia de comunicación de las marcas (y parte de su estrategia de contenidos):

El Transmedia Storytelling consiste en compartir historias secundarias que complementan la historia principal, pero que se crean específicamente para cada red social como relatos independientes.

Es decir, en cada plataforma se compartirán historias independientes que conformen un gran paraguas temático y que además cada historia es entendible sin necesidad de visualizar el resto de historias.

Como lo definió Henry Jenkins en el 2003 “represents a process where integral elements of a fiction get dispersed systematically across multiple delivery channels for the purpose of creating a unified and coordinated entertainment experience”.

Esta tipología de historias debe:

  • Poder diversificarse en diversos sitios web.
  • Perseguir la identificación de los participantes con la historia y el engagement con los consumidores potenciales para convertirlos en ventas futuras.
  • Crearse en función de la esencia de la marca o en otras palabras ser auténticos a la marca.
  • Complementarse en la diversidad de historias compartidas en medios sociales, pudiéndose comprender cada historia individualmente.
  • Perseguir la interacción de los prosumers (productor + consumidor) para el seguimiento de la línea narrativa.
  • Seguir un hilo principal denominado canon creado por la empresa, en formato estratégico top-down y complementarse con las aportaciones de los prosumers, bottom-up, denominado fandom.

Las historias Transmedia, cuentan con seguidores tanto pasivos como activos en sus acciones. Refiriéndome a que, sólo consumen los contenidos que se van publicando, interactúan compartiéndolos o producen contenidos nuevos como prosumers. Un ejemplo seria la serie el ministerio del tiempo (TVE), los cuales crearon diferentes historias en cada una de las plataformas (serie televisiva, juego de rol, blog, webseries, redes sociales e incluso WhatsApp).👍 

NOTA: no se debe confundir el Transmedia con el cross-media storytelling, el cual consiste en compartir en diversas plataformas partes de la historia, con una misma temática y línea narrativa, y todas deben ser visualizadas para entender el conjunto de la trama.👩

Algunos ejemplos serían campañas como la de ING Direct y Unicef bajo el slogan “Llévalos a la escuela”, entre otros visualizables en el post de Lorena Fernández.

Como dato a tener en cuenta, las historias multiplataforma, se refiere a una misma línea narrativa contada en diversas plataformas tanto tradicionales como sociales. Por ejemplo, El Señor de los anillos es la misma historia contada de una plataforma textual a una audiovisual (películas y videojuegos)

Las plataformas a nuestra disposición

Se podrían utilizar medios de comunicación tradicionales, como la televisión, el cine, los libros, viñetas en la prensa escrita o incluso cómics, dependiendo de la esencia de la marca y que encaja mejor con la misma. 📽 🎞

También tenemos a nuestra disposición los sitios web, como son las wikis, foros, blogs, páginas web, redes sociales e incluso juegos de rol virtuales o apps. 

Al haber tratado el Transmedia Storytelling, ello nos lleva directos al Storydoing al hacer partícipes de manera activa a los usuarios en su seguimiento creacional.

¿Cónocías ésta estrategia del marketing de contenidos? ¿La estás aplicando?