Seleccionar página

por Sandra Loreiro|20 Septiembre 2020|

Uno de los grandes inconvenientes de las empresas se da a la hora de pensar que su producto o servicio es llamativo para los 383 mil 418 habitantes de la ciudad de Posadas.

Este es un error común, pero nada que no se pueda revertir fácilmente. Primero hay que entender que el mundo se mueve en redes, hay algunas personas que valoran lo que haces y otras que no lo hacen. Así de simple. Entonces, el primer paso para aumentar tus ventas, partiendo del supuesto «Ceteris Paribus«, es decir, siendo la variable consumidor la única alterable, es DETECTAR aquellas redes que encuentran valor a tu oferta.

¿Y dónde buscamos?

Deberías partir respondiendo los siguientes interrogantes: ¿Quién es tu cliente ideal?, Y me refiero a, su nombre y apellido, estado civil, ¿Es progenitor?, ¿Género?, ¿Cómo le gusta vestirse y cómo se viste en realidad?, ¿Cuáles son sus metas?, ¿Cuáles sus deseos más grandes?

Te dejo un tip muy interesante del libro: «Introducción a la creatividad-30 recomendaciones para innovar» del argentino y Lic. Eduardo Kastika. El autor afirma que a medida que nos vamos alejando del desafío de SUPERVIVENCIA entramos en la zona de CRECIMIENTO donde tenemos proyectos, problemas bien definidos.

¿Y por dónde empezar?

Quizás un buen comienzo sería preguntándote, ¿En qué estadío se encuentra mi cliente IDEAL?, ¿Qué clase de problemas interrumpen su sueño?

A continuación replico el cuadro de Eduardo

Kastika sobre: ¿Qué nos mueve?

Referencia: Eduardo Kastika-1º Edición, Buenos Aires 2012. «Figura 3»: ¿Qué nos mueve?- Pág 53-Cap. 7: «Crea en sus propios deseos»- Introducción a la Creatividad; 30 recomendaciones para innovar en los negocios».

Hasta acá parece que dejé más preguntas que respuestas, ¿no? Es porque la fuente de oro no está donde termina el arcoíris, sino más bien, en la D.A.T.A. que obtengas a partir del trabajo de investigación que hagas. Mi objetivo es guiarte y es por ello que te adjunto una plantilla para que puedas rellenar con información que vos mismo recopiles…Con esta guía TE ASEGURO que cumplís tus objetivos de ventas (siempre que sean claros S.M.A.R.T.)

Una vez que conozcas a tu consumidor ideal, tu cliente favorito, podrás construir mensajes destinados a él, vas a poder llamar su atención, y vas a notar cómo automáticamente recibís más consultas sobre lo que estás vendiendo.

La base para redactar los mensajes de atracción es la empatía; cuando tu red vea que tu marca está en su misma sintonía, que los escucha y que encima les brinda una solución a ese problema que no les deja dormir…¡LA VAN A AMAR!

Podés, entonces, tomarte un tiempo para responder los interrogantes de la plantilla que te dejo, quizás te lleve tiempo pero, hasta que no termines, no podrás llegar a tus objetivos de venta.

Tené presente que la información LO ES TODO y que tu red está allí esperando a que le hables, a que le hagas saber que son parte de tu día a día, y que tenés muchos beneficios para ellos.

¡Hasta la próxima querido lector!